Transforma tu empresa con Design Thinking

Mariel Loaiza
21 de Enero de 2018

Tengo la certeza de que tú como emprendedor o emprendedora has tenido una gran cantidad de ideas para mejorar un servicio o contexto, o para suplir una necesidad, pero esas ideas muchas veces van perdiendo fuerza con el tiempo, por la dificultad de compartirlas de manera adecuada o de llevarlas a cabo. Es muy importante que encuentres una herramienta que te permita llevarlas a cabo de manera creativa. Por eso quiero compartir contigo la metodología Design Thinking.

Design Thinking es una metodología de innovación que se puede utilizar en cualquier contexto pero que ha venido tomando mucha fuerza en las empresas y proyectos de emprendimiento. Esta metodología tiene como propósito central encontrar una necesidad real de cierta población, contexto, proyecto, etc. y hallar para ella una solución. Se compone de cinco pasos:

1. Empatiza: “ponte en los zapatos del otro” e intenta comprenderlo. Debes entender qué necesita y qué no necesita y porqué.

2. Define: Muchas veces nuestros proyectos fracasan porque no tenemos en cuenta la necesidad real de la población a la que le brindamos un servicio. Es por eso que es importante que definas cuál es la verdadera necesidad o problema que deseas solucionar.

3. Idea: Design Thinking propone un ejercicio grupal para generar ideas. Se vale todo tipo de propuestas, porque a partir de ellas, se encontraran las soluciones a una necesidad.

4. Prototipa: crea una maqueta o producto tangible que evidencie tu idea y que permita que otros puedan verla.

5. Evalúa: comparte el prototipo con el resto del grupo para que haya una retroalimentación. Lo realmente importante en el ejercicio, no es el prototipo como tal, sino los comentarios que recibirás de los demás para poder mejorarlo.

Estamos en una era de múltiples transformaciones sociales y es fundamental que como emprendedor(a) tengas en cuenta esos cambios para generar posibilidades de negocio, reales.

Es por eso que recomendamos que comiences a explorar la metodología Design Thinking; aprender sobre ella y ponerla en práctica permitirá darle un giro a la manera de trabajar de tu equipo: obtendrás más dinamismo, creatividad, trabajo grupal y colaborativo, desarrollarás tu imaginación y la de tus compañeros y eso se verá reflejado en ideas mucho más creativas que responderán a verdaderas necesidades, que brindarán innovación social y que por lo tanto trascenderán en el tiempo, mientras tu empresa crece y se consolida como negocio imprescindible.

Escribe un comentario