LEGO® SERIOUS PLAY®: para jugar en serio

Mariel Loaiza
28 de marzo de 2019

Imagina que tu jefe te llama a su oficina junto a tus compañeros, les comenta alguna problemática de la empresa y dice que quiere escuchar opiniones de cada uno. Mientras va hablando va sacando de una caja una serie de fichas coloridas de Lego®. Las esparce sobre la mesa y dice: –Las propuestas tendrán que ser expuestas con estas fichas-. ¿Te suena interesante? Pues esta actividad no es producto de mi imaginación; es la descripción básica de una metodología que está impactando en gran medida en las estrategias de innovación y resolución de conflictos de las empresas: Lego® Serious Play® (LSP).

Esta metodología nació aproximadamente hace quince años gracias a la necesidad de Lego® de replantear su propuesta de negocio que iba en decadencia. El director, buscando propuestas para replantear su negocio, y cansado de que sus empleados no participaran cien por ciento, empezó a utilizar las piezas de lego para dinamizar las juntas, para hacer las ideas más concretas y para lograr una participación completa de sus empleados.

¿Qué es?

LSP Es una metodología que busca solucionar problemas rompiendo con las formas tradicionales con las que se desenvuelven las juntas y las reuniones en las empresas, que busca potencializar la imaginación y la creatividad para mejorar el rendimiento y la comunicación del equipo de trabajo.

¿En qué consiste?

Esta poderosa herramienta consiste en la utilización de piezas de lego para la construcción de maquetas, ya sea que respondan a soluciones a problemáticas, a ideas para nuevos productos, a formas para comunicarse de manera apropiada, entre otras. LSP brinda un espacio de trabajo mediado por el juego, al ser una herramienta que requiere de la construcción con las manos posibilita el desarrollo de equipos de trabajo competitivos.

¿Cuáles son los pasos?

La estructura básica de esta metodología se compone de cuatro pasos:

1. Preguntar: parte de una pregunta sencilla dada por el mediador, que busca respuestas ya sea a la resolución de algún problema de la empresa o a la creación de nuevos productos.

2. Construir: los participantes, intentando responder a esa pregunta dada, utilizan sus manos para la construcción de modelos con las piezas de Lego®. Plasman su idea, solución o respuesta por medio de un prototipo.

3. Compartir: un tercer paso consiste en la socialización de los prototipos. Cada participante se tomará un tiempo para contarle al resto del grupo su maqueta y lo que ella significa.

4. Reflexionar: LSP busca llegar a soluciones y no dejar preguntas abiertas. Por lo tanto el último paso de esta metodología, es el de construir una solución o reflexión basada en la pregunta inicial y construida a partir de todas las ideas planteadas.

Además, LSP cuenta con siete estrategias distintas para su realización:

1. Crear un modelo individual

2. Crear un modelo compartido

3. Crear un escenario

4. Crear un sistema

5. Crear emergentes

6. Crear decisiones

7. Crear acciones

¿Qué beneficios trae LSP?

Permite analizar y crear nuevos productos.

Se centra en construir para pensar. Y permite con ello desarrollar la imaginación, la creatividad y la comunicación.

Es versátil pues permite adaptarse a las necesidades específicas de cada sujeto.

Permite la participación completa de cada uno de los sujetos.

Sirve para cualquier reto, para cualquier contexto y para cualquier proyecto.

Al ser una metodología mediada por el juego, elimina miedos y da más libertad.

Es una experiencia mucho más significativa y enriquecedora.

Escribe un comentario