Cómo dictar su primera clase y no morir en el intento

Mariel Loaiza, Lic. Educación Infantil
9 de Julio de 2017

Si es la primera vez que va a dar clase, si aún no tiene la práctica necesaria, si aún no ha pasado por la experiencia de enseñar, este artículo es para usted. Pero déjeme decirle que no se va a encontrar con consejos sorprendentes e innovadores. Se va a encontrar con detalles básicos e indispensables que no deben pasar desapercibidos:

1. Prepare su clase. La improvisación la va a dejar para después. Usted se va a tomar el tiempo para averiguar la edad del estudiante, el estrato, el grado. A su primera clase, llegará con todo listo: lo que va a enseñar, la metodología que usará, los ejercicios que propondrá, entre otras cosas.

2. Plan a y plan b. Además de preparar su clase, usted va a organizar (sin profundizar demasiado) un plan b. Porque debe tener en cuenta que muchas veces todo sale “patas arriba”. Con un segundo plan, tendrá más posibilidades de que todo salga como usted lo tenía planeado.

3. Organice su tiempo. Usted va a tener en cuenta el tiempo disponible para dictar su clase y va a planear de qué manera lo utilizará: cuánto tiempo le llevará cada acción. En el transcurso de la clase se irá dando cuenta sí es necesario alargar o acortar cada ejercicio, pero la organización permitirá que el tiempo no le sobre ni le falte.

4. Sea responsable. Este consejo no sobra. Sea puntual, tenga una buena presentación personal, lleve el material necesario para el desarrollo de su clase, muestre interés por lo que hace, asuma los errores. De la responsabilidad de su primera clase dependen sus próximas clases.

5. Manejo de grupo. Como dirían por ahí –ese tal manejo de grupo, no existe- voy en contra de eso; usted no puede manejar al estudiante, pues también es un ser humano con necesidades y problemáticas imposibles de conocer de antemano. Mi consejo: no vaya pensando en cómo hacer para que se quede quieto, en silencio o completamente concentrado. Mejor llegue a su primera clase pensando en que va a construir una relación con él, y que como todas, debe ser sana.

Ahora, si su clase no salió como esperaba, si no llenó sus expectativas, si lo imagino todo muy distinto y no tiene ganas de hacer parte de una clase de nuevo, ES NORMAL, no se preocupe. Pasa y más seguido de lo que usted se imagina. Vuelva a intentarlo pues la sabía frase dice: "la experiencia hace al maestro".

Escribe un comentario

Correo : 
jpvilla@gmail.com
Comentario: 
Hola Mariel, muchas gracias por el consejo, me considero con poca paciencia pero lo intentaré.