5 clases de maestros ¿cuál es usted?

Mariel Loaiza, Licenciada en Educación Infantil
8 de Agosto de 2017

Así cómo se entiende que no todos los estudiantes son iguales. Que todos aprenden de formas y ritmos muy distintos, también así creo que varían los maestros. Me daré el gusto de hablar sobre 5 tipos de maestros que he frecuentado. Claro está, que si usted querido lector, conoce o sabe de más, lo invito a que me cuente, a que nos cuente:

1. El que improvisa
Tiene un puesto fijo. Sabe que no lo podrán despedir y utiliza eso a su favor. Dejó de esforzarse ya hace mucho y ahora deja que sus clases "fluyan" entre la rutina y la improvisación. La planeación de clase no es lo suyo, lo suyo es más bien eso de andar a la expectativa de lo que pasará en clase. Claro está, es un experto creando de la nada y de un momento para otro.

2. El que vive en el pasado
Sus métodos de enseñanza le han salido lo suficientemente bien, que no concibe cambiarlos o transformarlos por nada del mundo. Sigue enseñando de la misma manera que ha enseñado desde hace años. ¿Que sí le funciona? Si, probablemente le funciona. Pero no se renueva, no se repiensa, no se transforma por él ni por sus estudiantes.

3. El que está perdido
No sabe porqué terminó de profesor. Puede que por el dinero, o por la estabilidad, puede que trabaje por lo "fácil" o por lo "divertido" del asunto, puede que no haya encontrado otra opción, el caso es que enseña por razones equivocadas. No es lo que realmente le gusta o apasiona

4. El inconforme conforme
No está a gusto con nada. Nada le apasiona o mueve lo suficiente, pero tampoco hace mucho por cambiar las cosas. En últimas siempre termina acoplándose a lo que le toque, a lo que se encuentre. Su método es quejarse de lo que no hay, de lo que sobra, de lo que debería haber.

5. El insistente
Nada llena sus expectativas porque sabe que todo podría ser mejor. Está en constante cuestionamiento y preocupación. A eso, se le suma su esfuerzo, su investigación y su empeño por transformar. Por llevar la enseñanza a otro punto. Por hacer lo que nadie hará por él. Lee, relee, escribe, indaga y se motiva, a pesar del panorama, a ser mejor profesor. A dejar huellas valiosas en sus estudiantes y en la educación.
Conozco profesores que hacen parte de cada tipo. Pero me enorgullece mencionar que muchos pertenecen al último. Yo no, aún no. Pero me esfuerzo así como muchos de ustedes por llegar a convertirme en una maestra que se sueña y se piensa una real y verdadera educación en Colombia.

Y usted ¿Qué clase de maestro es?

Escribe un comentario

Comentario: 
Creo que sobran los docentes que como en muchos trabajos están perdidos, resultamos en un trabajo que no esperamos pero buscando siempre otro trabajo "ideal".