10 pasos para ser un MAL maestro:

Mariel Loaiza, Lic. Educación Infantil
27 Junio de 2017

A continuación presento diez pasos que usted deberá tener en cuenta si desea ser un mal maestro, o mejor aún, por si quiere ser un maestro perverso:

Paso 1: Sea profesor por la estabilidad económica. Por lo fácil que es enseñar. Por lo sencillo que es tratar con niños. Porque alguien se lo recomendó, Porque no sabe qué más hacer con su vida: Nunca por amor a la profesión.

Paso 2: Si su empleo es malo porque le queda lejos de su casa y tiene allí muchísimos estudiantes; si su sueldo es poco para lo mucho que usted hace y le da pereza ir a trabajar pues nada allí lo anima, desquítese con los estudiantes, y con la forma como les habla, les manda y les enseña.

Paso 3: Ni se le ocurra crear una relación con sus estudiantes, eso sólo lo hará perder el tiempo. Lo que le pasa en la casa, en la salud, con la familia o el dinero no es su problema… ignore las señales de que algo anda mal con él.

Paso 4: Enfóquese en lo fácil que es ser profesor, pues no es necesario esforzarse ni “matarse” para o por los estudiantes.

Paso 5: No planee clase, ¡no es necesario! La improvisación sirve en estos casos. Los procesos en el salón son innecesarios, usted enfóquese en los resultados.

Paso 6: No se transforme, ni se renueve: sea el mismo, con las mismas ideas, las mismas metodologías y las mismas enseñanzas SIEMPRE.

Paso 7: Tenga en cuenta que usted es el que sabe en el salón, asuma eso con propiedad. Nunca intente aprender de los estudiantes, ni tampoco permita que ellos le enseñen.

Paso 8: Nunca intente leer el territorio de los estudiantes, no se preocupe por las distintas maneras como ellos aprenden, usted enseñe sin mirar a quién.

Paso 9: Ríndase con facilidad, no se crea un héroe que puede transformar la vida de algún estudiante; si usted ve que lo que está haciendo no da resultados: ríndase, deje de intentarlo.

Paso 10: Deje de lado la expresión, la imaginación, la exploración, la investigación, el juego y el arte: pues son factores que sólo ayudarán a formar estudiantes felices, creadores, con distintos lenguajes comunicativos y sensibles a nuevas y distintas maneras de relacionarse con el mundo, y eso, es innecesario para un profesor perverso.

Escribe un comentario

Correo : 
jpedrazamz@yahoo.com
Comentario: 
Yo creo que ésto lo aplicó al pie de la letra más de un "profesor" que conozco